¿Dice Realmente Génesis 3:17 que Dios maldijo el suelo de toda la tierra?
por Rich Deem

Introducción

¿La creación Maldita?

Casi universal entre los creacionistas de la tierra joven es la idea que la creación original fue maldecida por Dios, quien la cambió como resultado de la caída del hombre. Algunos afirman que la segunda ley de la termodinámica no comenzó hasta la caída, aunque esta idea aceptada se ha derrumbado recientemente debido a obvias contradicciones bíblicas. Sin embargo, la creencia es persistente que Dios creó la cizaña y causó que otras cosas ocurrieran para maldecir Su creación después de que Adán y Eva pecaron.

Rich Deem

Cuando Adán fue colocado en el jardín de Edén, se le dijo que él podía comer de todo árbol excepto del árbol del conocimiento del bien y del mal. Cuando Eva fue creada, ella fue también advertida, aunque la Biblia no indica si esta advertencia fue dada por Dios o por Adán (quien la recibió directamente de Dios). Cuando Adán y Eva pecaron, Dios pronunció algunas maldiciones en las partes culpables (Adán, Eva, y la serpiente, a.k.a., Satanás). Parte de la maldición dada a Adán fue la maldición de la tierra o del suelo, de donde él obtendría su comida.

La tierra maldita - Génesis 3:17

Veamos ahora la maldición de la tierra de Génesis 3:17-18.

"Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo" (Génesis 3:17-18).

Nuevamente, yo creo que es importante examinar las palabras originales Hebreas para arribar a la traducción más exacta. La palabra Hebrea adamah (Concordancia de Strong # H127) no es traducida mayormente como "tierra". De hecho, la traducción más común es "terruño". Por lo tanto, el significado más probable del versículo se refiere a un área geográfica y no a la "tierra" en general, lo cual haría pensar que se refiere a todo el suelo de la tierra. Esto se volverá significativo mientras investigamos todo el contexto del jardín de Edén.

El Relato de la Creación - Génesis 2

Génesis capítulo 2 describe la ubicación donde Adán y Eva fueron creados. Esta no es una repetición de Génesis 1. Los incrédulos han señalado que el orden de los eventos no es el mismo en cada relato. Mientras que Génesis 1 no da un dato geográfico, Génesis 2 describe la ubicación de la creación del hombre en detalle. Este lugar fue escogido por Dios Mismo. No solo eso, sino que Dios Mismo plantó el jardín y seleccionó las plantas "todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer" (Génesis 2:9). Mi sospecha es que Dios no plantó ninguna mala hierba (cizaña) en la jardín. Esto no significa que no hubiese malas hierbas fuera del jardín. Sabemos por Génesis 2:2-3 que Dios descansó de sus obras creativas después del sexto día:

"Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el séptimo día de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación" (Génesis 2:2-3).

Por tanto, a menos que este texto sea falso, Dios ya había creado malas hierbas (cizaña) en la tierra antes de la caída de Adán y Eva. Con la finalidad de sostener que Dios creó las malas hierbas (cizaña) como una maldición, uno tendría que cuestionarse el significado de "todas" (repetida dos veces) en Génesis 2:2-3.

Hay algunos puntos muy interesantes sobre la maldición que uno debería notar en el contexto de Génesis 2. El texto dice que el jardín de Edén fue plantado por Dios1 y Adán fue colocado en el jardín y se le dio la tarea de mantenerlo. Adán no tuvo que hacer ningún sembrío con el fin de comer, puesto que Dios había hecho todo el sembrío. Ya estaba auto regado por neblinas o arroyos.2 Si no había malas hierbas (cizaña) en el jardín, no estoy seguro qué hubiera tenido que hacer Adán para "cultivarlo y cuidarlo"3 Para aceptar la interpretación de la tierra joven de que las malas hierbas (cizaña) no fueron creadas hasta después de la caída, uno literalmente no hubiera tenido nada para Adán para que "cultive y guarde". Mi suposición es que ocasionales semillas de cizaña soplarían en el jardín desde fuera, crecerían, y tendrían que ser desarraigadas.

La maldición revisada

Regresemos a la maldición. La maldición de la tierra consta de tres partes:

  1. Con esfuerzo comerás de ella".
  2. "Ambos, espinas y cardos crecerán".
  3. "Comerás las plantas del campo".

El primer punto es muy obvio. Adán iba a tener que plantar sus propias cosechas (en vez de comer de lo que Dios había ya plantado) y trabajar mucho más duramente de lo que había estado haciendo. El segundo punto es que las cizañas iban a crecer mucho más. Muy significativamente, el texto no dice que Dios creó las cizañassólo que ellas iban a crecer. El texto dice que Adán y Eva fueron echados del jardín4 a un mundo real de cizañas y a una tierra desatendida (una tierra que estaba en necesidad de ser "sojuzgada"5). La clave entera de la maldición es la tercera parte. Adán iba a tener que trabajar los campos (i.e. cosechas) y no podría ir más a un árbol y tomar alguna "comida rápida". La maldición era ser echado del jardín hacia un mundo real.

ConclusiónTop of page

Si usamos la traducción más común para adamah, la maldición lee como esto, "Maldito es el terruño por causa de ti; con trabajo comerás de ella todos los días de tu vida". En otras palabras, la tierra del jardín de Edén no estuvo más bajo la protección de Dios, sino que la tierra revertería a su estado salvaje, a su estado no subyugado como el resto de la tierra alrededor del jardín. Por lo tanto, la maldición de la "tierra" fue, muy probable, una maldición directa contra Adán por su trasgresión contra las reglas de Dios.

Traducido por Mario A. Olcese


ReferenciasTop of page

  1. Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado. Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal. (Génesis 2:8-9)
  2. sino que subía de la tierra un vapor, el cual regaba toda la faz de la tierra (VRV Génesis 2:6).
    No obstante, salía de la tierra un manantial que regaba toda la superficie del suelo -- (NIV: Génesis 2:6).
  3. Dios el Señor tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara (Génesis 2:15).
  4. Entonces Dios el Señor expulsó al ser humano del jardín del Edén, para que trabajara la tierra de la cual había sido hecho (Génesis 3:23).
  5. Y los bendijo con estas palabras: "Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar y a la aves del cielo, y a todos los reptiles que se arrastran por el suelo" (Génesis 1:28).

http://www.godandscience.org/youngearth/genesis3-es.html
Ultima actualización 03 Abril 2006

 

Rich's Blog